Translate

lunes, 28 de enero de 2019

CHARLAS SOBRE NUTRICIÓN Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Impartido por el grupo 2SR (Profesora Lourdes Aznar), reciben el taller alumnado de FP Básica (1CYR,2CYR Y 1CYME). ENERO 2019



domingo, 16 de diciembre de 2018

PROGRAMA FORMA JOVEN.IES LA ROSALEDA

 
Numerosos estudios científicos han puesto de manifiesto los beneficios de la práctica regular de actividad física sobre la salud en menores y adolescentes. Llevar una vida activa a estas edades está asociado con tener menos tejido adiposo y una mejor condición física.   
Además, también tienen unos huesos más fuertes y menos síntomas de ansiedad y depresión. Un aspecto de primordial importancia es que las personas que practican actividad física a estas edades tienen mayor probabilidad de estar más sanas en la edad adulta.
Aunque las manifestaciones clínicas de la enfermedad cardiovascular (por ejemplo diabetes, hipertensión, dislipidemias, etc.) no aparecen hasta la vida adulta, existe evidencia científica que indica que ésta se inicia ya en la infancia y adolescencia. La práctica de actividad física regular desde las primeras décadas de la vida puede atenuar el desarrollo de estas enfermedades así como garantizar un buen estado de salud en el futuro.
BENEFICIOS PARA LA SALUD ASOCIADOS A LA PRÁCTICA REGULAR DE ACTIVIDAD FÍSICA EN MENORES Y ADOLESCENTES
Hay FUERTE evidencia de que practicar actividad física de forma regular MEJORA:
       La capacidad aeróbica y la fuerza muscular
       La salud ósea
       El perfil lipídico
       Tensión arterial
       Resistencia a la insulina
       La composición corporal
Hay MODERADA evidencia de que practicar actividad física de forma regular REDUCE:
       Los síntomas de depresión y ansiedad  de ejercicio
La prescripción de ejercicio físico en menores y adolescentes se basa principalmente en tres tipos de ejercicios:
- Ejercicios de tipo aeróbico. El ejercicio aeróbico, también conocido como ejercicio cardiovascular se re ere a aquellos movimientos rítmicos y repetidos que involucran a grandes grupos musculares. Andar, correr, saltar, nadar, bailar, montar en bicicleta, etc. son ejemplos de ejercicios aeróbicos. Es importante recordar, que el total de actividad física acumulada a lo largo del día, independientemente de que se realice de forma continua o interrumpida (en periodos de 5 o 10 minutos), de la intensidad, duración o frecuencia, posee importantes beneficios para la salud.
- Ejercicios de fortalecimiento muscular. Se trata de aquellos ejercicios que hacen trabajar a los músculos más de lo habitual en las actividades cotidianas, lo cual se conoce como "sobrecarga". La sobrecarga, es el estímulo que conlleva un desajuste o desequilibrio en el organismo; la adaptación del organismo a la nueva situación, es la base de la mejora de la forma física, que en este caso particular conlleva un fortalecimiento del músculo. En personas jóvenes, las actividades de fortalecimiento muscular pueden ser muy varia- das: basadas en el juego, por ejemplo subirse a un árbol, dos personas o grupos de personas tirando de una cuerda en direcciones opuestas, cargar con un compañero o compañera en el colegio, etc.; o pueden estar también basadas en levantamiento de pesos en un centro deportivo o escuela, así como trabajo con bandas elásticas. Estas últimas requieren que se realicen bajo la supervisión de un especialista.