Translate

miércoles, 1 de octubre de 2014

EL CALENTAMIENTO



EL CALENTAMIENTO: FUNDAMENTOS Y TIPOS. FUNCIONES: CALENTAMIENTO Y RENDIMIENTO, CALENTAMIENTO Y PREVENCIÓN DE LESIONES, CALENTAMIENTO Y APRENDIZAJE. CRITERIOS PARA LA

ELABORACIÓN DE TAREAS DE CALENTAMIENTO GENERAL Y ESPECÍFICO.

ÍNDICE


1.      RESUMEN.
2.      INTRODUCCIÓN.
3.      EL CALENTAMIENTO: FUNDAMENTOS Y TIPOS.
3.1.Concepto de calentamiento
3.2.Fundamentos
3.3.Tipos de calentamiento
3.3.1.      Activo: estático o dinámico
3.3.2.      Pasivo
3.4.Fases del calentamiento
3.4.1.      General
3.4.2.      Específico
4.      FUNCIONES DEL CALENTAMIENTO.
4.1.Calentamiento y rendimiento.
4.1.1.      Calentamiento y Aparato cardiovascular.
4.1.2.      Calentamiento y Sistema respiratorio.
4.1.3.      Calentamiento y Sistema muscular.
4.1.4.      Calentamiento y Sistema neuromuscular.
4.2.Calentamiento y prevención de lesiones.

5.      CRITERIOS PARA LA ELABORACIÓN DE TAREAS DE CALENTAMIENTO GENERAL Y ESPECÍFICO.
5.1.Factores a tener en cuenta en el calentamiento.
5.2.Criterios para la elaboración de un calentamiento.
5.3.Sistematización del calentamiento
6.      BIBLIOGRAFÍA.
7.      CUESTIONARIO




  1. RESUMEN
            En el presente tema abordaremos una parte clásica dentro de cualquier sesión de actividad física, es decir, hablaremos sobre el calentamiento. Sea su objetivo el entrenamiento, la competición, la educación física escolar o la actividad física lúdica, resulta impensable adentrarse en un esfuerzo físico-deportivo sin el previo calentamiento.
Para ello, a lo largo del tema analizaremos los fundamentos, funciones y beneficios que el calentamiento tiene de cara a la práctica físico-deportiva, así como a su aplicación y tratamiento dentro de la Educación Secundaria.

  1. INTRODUCCIÓN
    Cuando vamos a realizar un esfuerzo físico, nuestro organismo sufre unas modificaciones que lo preparan para poder llevarlo a cabo correctamente. A estos cambios los llamamos adaptación al esfuerzo. El organismo no puede adaptarse de forma brusca, sino que debe hacerlo de forma progresiva. El calentamiento deportivo es el conjunto de ejercicios ordenados y progresivos que preparan nuestro organismo para afrontar un esfuerzo en perfectas condiciones y que pueda rendir adecuadamente.

  1. EL CALENTAMIENTO: FUNDAMENTOS Y TIPOS
En este punto abordaremos en primer lugar el concepto de calentamiento así como sus fundamentos, que se distinguen básicamente entre los psicológicos y los fisiológicos.
A continuación analizaremos los diferentes tipos de calentamiento.

3.1.  Concepto de calentamiento
    Aunque podemos encontrar muchas definiciones del calentamiento, todas ellas nos llevan, como a continuación veremos, a la consecución de dos objetivos, ligados claramente, por una parte, a una función preventiva y, por otra, a una función anatómico-funcional.
Así podemos citar a continuación las siguientes definiciones de calentamiento que expresan diferentes autores:

       Conjunto de actividades o de ejercicios, de carácter general primero y luego específico, que se realizan previamente a toda actividad física en la que la exigencia del esfuerzo sea superior a la normal, con el fin de poner en marcha todos los órganos del deportista y disponerle para un máximo rendimiento”. (Carlos Álvarez del Villar).

     “ Es la movilización suave y progresiva de todos los músculos y las articulaciones para poder posteriormente realizar esfuerzos intensos sin sufrir ninguna lesión y obteniendo el máximo rendimiento”. ( Hernández ).

    “Las medidas activas y pasivas que crean las condiciones psicofisiológicas óptimas”. (Eisengbach).

     “ El calentamiento se compone de ejercicios que permiten obtener un estado óptimo de        preparación psico-física y motriz. También sirve para prevenir las lesiones”. ( Grosser ).

3.2.  Fundamentos
    Como ya se ha visto en el apartado anterior las definiciones que se citan hacen explícitas algunas finalidades fundamentales del calentamiento. Podríamos apuntar que los objetivos que se persiguen con el calentamiento son los siguientes:

       1º. Preparación fisiológica y psicológica.
       2º. Preparación óptima para un trabajo posterior.
       3º. Prevenir lesiones.

    Antes de comenzar a tratar los fundamentos u objetivos del calentamiento, vamos a entrar a exponer las opiniones favorables y contrarias respecto a los beneficios de la realización de un calentamiento. Aunque han existido opiniones que iban en contra o que dudaban de la eficacia del calentamiento, la mayoría de las opiniones vertidas hasta la actualidad son favorables a la realización de un calentamiento con el fin de preparar al organismo para la actividad siguiente, que será de mayor intensidad.

A/ Opiniones contrarias o indiferentes ante el calentamiento:
    El americano HIPPLE en su libro “Calentamiento y fatiga en los escolares juniors” y MACURDY en su libro “Efectos del esfuerzo sobre la presión arterial”, han considerado el calentamiento innecesario o al menos no fundamental. Autores como SKUBIC y HODGKINS han encontrado que el calentamiento no tenía influencia mesurable sobre la velocidad, ni se producían accidentes si no se hacía. WHALEN, ZINDER y MATTEW, han encontrado que el calentamiento no mejoraba el rendimiento sobre 400 metros y que la diatermia no tenía efectos sobre la resistencia y reducía ligeramente la fuerza. McARDLE afirmaba que no se ha demostrado sus efectos positivos (aunque si se ha comprobado empíricamente que facilita la función cardíaca al aportar oxígeno al miocardio).

B/ Opiniones favorables ante el calentamiento:
    Muchos deportistas e importantes fisiólogos no dudan que el calentamiento es necesario.
KARPOVICH en su libro “Fisiología de la actividad muscular”, considera el calentamiento conveniente, sobre todo en aquellas actividades que requieren un esfuerzo rápido y breve (saltos, lanzamientos y velocidad), en la que la musculatura es sometida a violentas tensiones. MOREHOUSE y RASH manifiestan que el riesgo de lesiones se reduce cuando el atleta ha realizado un calentamiento completo. MILLER también considera el calentamiento favorable, considerando que los músculos antagonistas suelen desgarrarse a menudo por falta de calentamiento adecuado.
    A continuación pasaremos a exponer los fundamentos u objetivos que se persigue con la realización del calentamiento.

Ø      Desde el punto de vista fisiológico, el calentamiento prepara al organismo para la realización de una actividad distinta  a la normal, que suele ser de mayor intensidad que la que estábamos realizando. Así, una buena parte de los beneficios vendrán dados por la elevación de la temperatura corporal:
·         La actividad enzimática se acelera; la viscosidad intramuscular disminuye, con lo que se aumenta la elasticidad muscular y disminuye la posibilidad de tirones y desgarros musculares; disminuyen las rigideces articulares; aumenta la captación de oxígeno por las fibras musculares,....
·         También son importantes los beneficios derivados de la activación cardiovascular y respiratoria: aumenta la frecuencia cardiaca y el gasto cardiaco de forma proporcional a la intensidad del ejercicio. Esta actuación va a favorecer un menor déficit de oxígeno, al iniciar la actividad con un abastecimiento previo.
·         Del mismo modo la respuesta respiratoria del ejercicio se hace progresivamente más económica.

    En definitiva, el salto brusco de la quietud a la intensidad del ejercicio se suaviza por medio del calentamiento, esto hace que los mecanismos de adaptación rápida del organismo sean menos bruscos y, por lo tanto, resulte más económico. En el caso de los alumnos/as que vienen de estar sentados en el aula, el objetivo del calentamiento debe ser el de activar los músculos, articulaciones y sistemas corporales (cardiovascular, respiratorio y neuromuscular) para prepararlos para la actividad posterior. El mismo planteamiento sería utilizado en la preparación de un deportista para un entrenamiento o una competición, pero variando su intensidad.

Ø      Desde el punto de vista psicológico, el calentamiento suponer disminuir la ansiedad en el caso del deportista ante una competición, pero también y sobre todo, favorecer la concentración, es decir, lo introduce progresivamente en el ejercicio que va a realizar. También y suponiendo que el calentamiento afecte a un grupo de personas (alumnos/as de una clase o integrantes de un equipo deportivo), en el transcurso del calentamiento se posibilitan las primeras interrelaciones entre los compañeros/as del grupo.

Ø       Y por último, desde el punto de vista preventivo, el calentamiento tiene como objetivo la prevención de lesiones. La posibilidad de que se produzca una lesión después de haber realizado un calentamiento adecuado a la actividad que vamos a realizar con posterioridad es considerablemente menor que si no preparamos el organismo para realizar esta actividad. La concentración de la atención en la actividad posterior que       se produce, el calentamiento de los músculos, la activación de los sistemas corporales, etc, son efectos del calentamiento que repercuten en el organismo y que ayudan a evitar lesiones.

3.3.  Tipos de calentamiento
La mayoría de los autores están de acuerdo es clasificar al calentamiento en: estático y dinámico, y calentamiento pasivo. A continuación pasaremos a comentar brevemente cada tipo de calentamiento.
Ø      Calentamiento activo:
    El calentamiento activo es aquel que está protagonizado por la realización de ejercicios físicos a cargo del profesor, el alumno/a o el entrenador. Dentro de este calentamiento vamos a distinguir dos tipos, que van a estar relacionados con la forma de llevar a cabo el calentamiento activo:
C.1.      Calentamiento estático: nos referimos al calentamiento que se realiza en el                 mismo lugar, es decir, sin desplazamientos.
C.2.      Calentamiento dinámico: nos referimos al calentamiento donde todos los                 ejercicios se realizan con desplazamientos por la superficie en la que nos encontramos.
            C. 3      Calentamiento Mixto

Ø      Calentamiento pasivo:
    Para algunos autores y siempre como complementarios a los calentamientos activos, existen algunas técnicas que son agrupadas bajo el epígrafe de calentamientos pasivos.
Entre ellos están los masajes, termoterapias, duchas calientes, etc, que son utilizadas en distintas modalidades y que, en general, es necesario valorar su efecto principalmente periférico y sus posibles contraindicaciones dependiendo de la actividad que se vaya a realizar. Un ejemplo puede ser el caso del masaje, ya que dependiendo de la profundidad con la que se realice puede activar los músculos o producir justo el efecto contrario.
    Otro tipo de clasificación del calentamiento es la que se realiza en función de su orientación, es decir, dentro de que actividad se va a desarrollar:
·         Entrenamiento: es un calentamiento sistematizado orientado a aquello que se va a entrenar ese día, sigue las pautas normales.
·         Competición: es un calentamiento especial, puesto que el momento en que se inicia se necesita el máximo rendimiento (por regla general) del deportista. Varía según la especialidad. El objetivo a perseguir es que el deportista esté en condiciones de rendir al máximo, que no se vea sorprendido por la exigencia de la competición.
·         Escolar: hay que reconocer que el calentamiento de las clases de Educación física tiene sus características marcadas por las circunstancias: limitación de tiempo, heterogeneidad de practicantes, nivel previo, espacio disponible. Hay que inculcar al alumno/a que el objetivo es la autonomía en su realización y que cada uno/a debe calentar a su ritmo.
   
3.4.  Fases del calentamiento
La mayoría de los autores defienden un calentamiento general seguido de uno específico dirigido a la actividad físico-deportiva que se pretende realizar.

Ø      Calentamiento general
    Está destinado a la preparación general del organismo. Afecta a todo el organismo, actuando sobre los grandes grupos musculares a través de ejercicios dinámicos de piernas, brazos, tronco, así como por medio de trabajos globales como son las carreras suaves, distintos desplazamientos, etc.
Este calentamiento debe preceder al calentamiento específico. 

Ø      Calentamiento específico
    Esta fase del calentamiento se efectúa atendiendo a la actividad que posteriormente vayamos a realizar, actuando de forma más específica que el calentamiento general sobre aquellas partes del cuerpo que van a intervenir en dicha actividad físico-deportiva.
Puede incluso llegar a reproducir los movimientos y gestos técnicos que se van a realizar en la actividad posterior, por lo que tiene mucho que ver con el objetivo que se atribuía al calentamiento de centrar la atención del alumno/a o del deportista en los movimientos que se van a efectuar.
    
  1. FUNCIONES DEL CALENTAMIENTO: CALENTAMIENTO Y RENDIMIENTO, CALENTAMIENTO Y PREVENCIÓN DE LESIONES, CALENTAMIENTO Y APRENDIZAJE.
En este apartado vamos a tratar cuales son las funciones del calentamiento atendiendo a tres aspectos en los que va a tener gran influencia: el rendimiento, la prevención de lesiones y el aprendizaje.

4.1.  Calentamiento y rendimiento
Al hablar de calentamiento y rendimiento, el primer aspecto a destacar es la especificidad, es decir, no es lo mismo participar en una maratón que en 100 metros lisos, que hacerlo en lanzamiento de peso.
Uno de los muchos factores que van a influir en el rendimiento de un deportista es el ajuste en el funcionamiento de todos los sistemas que existen en el organismo, hecho que se 
Intenta lograr con la realización del calentamiento. El ejercicio físico provoca en el organismo la necesidad de adaptarse a unas nuevas condiciones. Dicha adaptación se observa en una serie de cambios que se producen en los distintos sistemas durante el calentamiento y que van a facilitar que en el momento de realizar el esfuerzo, el organismo se encuentre preparado para alcanzar el máximo rendimiento.
A continuación se detallan las adaptaciones que se producen en los distintos sistemas durante el calentamiento.

4.1.1.      Calentamiento y Sistema cardiovascular
    Desde el mismo momento en el que comenzamos a realizar un ejercicio de forma continuada, los músculos que trabajan necesitan más sangre para abastecer su demanda de oxígeno. Esto va a provocar sobre el aparato cardiovascular las siguientes respuestas:

A/ Un aumento de la frecuencia cardíaca (Fc): el corazón empieza a bombear sangre más rápido para cubrir las necesidades musculares.
B/ Un aumento del volumen sistólico o volumen de sangre expulsado por el ventrículo izquierdo en cada latido.
    Estas dos adaptaciones se traducen en un aumento del volumen sanguíneo en circulación, lo que permite conducir más sustratos y oxígeno para el metabolismo de los músculos en el esfuerzo, y eliminar los deshechos resultantes.
C/ Un aumento de la presión sanguínea que se explica, por una parte, por el aumento del volumen sanguíneo en circulación y la redistribución del flujo sanguíneo (durante el ejercicio los músculos que están trabajando reciben mayor cantidad de sangre que las zonas que no trabajan tan activamente) y, por otra parte, a causa del aumento de la resistencia periférica (los vasos sanguíneos cutáneos disminuyen el diámetro a fin de poner a disposición de los músculos más sangre para el esfuerzo).
    Todas estas adaptaciones a las nuevas condiciones se consiguen, en gran medida, durante el calentamiento, lo que permite al organismo estar preparado para afrontar en buenas condiciones la actividad principal.

4.1.2.      Calentamiento y Sistema respiratorio
    La frecuencia y la amplitud de la respiración aumentan con el fin de cubrir la demanda creciente de las necesidades de oxígeno de los músculos en el trabajo, y eliminar simultáneamente el dióxido de carbono producido. Normalmente, el ajuste respiratorio acusa cierto retraso al inicio de un esfuerzo. Después de cierto tiempo, cuando el esfuerzo se prolonga, la ventilación alcanza un estado estable, es decir, hay un equilibrio entre el consumo de oxígeno y su aporte a los músculos implicados en el trabajo. El calentamiento puede reducir la demora de ajuste de la ventilación al comienzo de un esfuerzo por un aumento de su volumen, y de este modo crea más rápidamente un estado estable entre la demanda de oxígeno y su aporte a los músculos, debido a la coordinación de los mecanismos de regulación.

4.1.3.      Calentamiento y Sistema muscular
    El calentamiento va a producir fundamentalmente dos adaptaciones en el sistema muscular.

    A/ Disminución de la viscosidad muscular. La elevación de la irrigación sanguínea y el calor causado por el trabajo muscular aumenta la temperatura en los músculos. Esta elevación de la temperatura provoca una disminución de la viscosidad, es decir, de los roces internos de la musculatura y mejora al mismo tiempo la elasticidad de los músculos, de los tendones y de los ligamentos. Todo ello va a permitir que la contracción muscular sea más rápida y potente y que disminuyan a su vez los riesgos de lesión.

    B/ Mejora de la alimentación en energía y en oxígeno. En el músculo caliente se produce un aumento del flujo sanguíneo y con ello una mayor vasodilatación y, como consecuencia incrementa la provisión de oxígeno. Asimismo, la elevación de la temperatura facilita la disociación del oxígeno fijado por la hemoglobina en la sangre y un mejor rendimiento en su utilización. La capacidad de consumo de oxígeno está en relación con el aumento de la temperatura y todo ello se mejora con un calentamiento previo.

4.1.4.      Calentamiento y Sistema neuromuscular
    Como vimos anteriormente, el calentamiento disminuye la viscosidad y aumenta la elasticidad del músculo, esto produce de forma paralela una mejora de la cooperación neuromuscular y de la coordinación motriz. La mejora de la capacidad de relajación de los músculos en el esfuerzo favorece el rendimiento, esto es debido a una mayor eficacia en la coordinación de los músculos que actúan en el movimiento (relajación de los antagonistas cuando se contraen los agonistas). Asimismo, el aumento de la temperatura muscular aumenta el rendimiento del sistema nervioso y de la sensibilidad de los receptores propioceptivos.

4.2.      Calentamiento y prevención de lesiones
Este es sin duda el argumento más esgrimido y con el que primero se quedan los alumnos/as cuando hablamos de la importancia del calentamiento.
A nivel articular, la rigidez articular hace que ante movimientos extremos se precipite el esguince o distensión de ligamentos. Un adecuado trabajo de movilidad articular reduce esa rigidez y lubrica la articulación con el líquido sinovial.
    A nivel muscular el aumento de la temperatura del músculo provoca una disminución de la viscosidad muscular y esto a su vez favorece la elasticidad de los músculos, tendones y ligamentos, disminuyendo con ello los riesgos de desgarros musculares. La lesión muscular puede ser debida a un estiramiento excesivo, por una contracción súbita o por descoordinación agonista-antagonista. Los estiramientos previos reducen el riesgo de tendinitis y contracturas. El componente psicológico de concentración facilita la atención y precisión en el ejercicio desde el primer momento, lo que reduce la posibilidad de accidentes.


  

5.      CRITERIOS PARA LA ELABORACIÓN DE TAREAS DE CALENTAMIENTO GENERAL Y ESPECÍFICO
Veremos a continuación los factores los factores que debemos tener en cuenta en la elaboración de un calentamiento correcto, así como los criterios a seguir y diferentes sistematizaciones del mismo según diversos autores.

5.1. Factores a tener en cuenta en el calentamiento
     A la hora de planificar y llevar a cabo un calentamiento, debemos tener en cuenta una serie de factores que se exponen a continuación:

    1º. La edad: en niños y adolescentes la menor capacidad física respecto al adulto y la respuesta más brusca a nivel cardiovascular, respiratorio y nervioso aconsejan que los calentamientos sean menos intensos y prolongados.
    2º. La hora del día: por la mañana la rigidez corporal producto de la inactividad de la noche aconseja un calentamiento más minucioso.
    3º. La condición física del practicante: obviamente, el calentamiento de un deportista de alto nivel deber ser más prolongado, intenso y completo que el de una persona normal. El calentamiento debe adaptarse a las características personales de las que lo realiza. Lo que para un nadador olímpico es un calentamiento normal, puede agotar a un aficionado.
    4º. Zonas postraumáticas: aquellas partes del cuerpo que han salido de una lesión necesitan un tratamiento específico más cuidadoso y a la vez más intenso de cara a facilitar el metabolismo local en ese segmento.
    5º. Tipo de actividad posterior que se va a realizar: si la actividad que vamos a realizar es muy fuerte (por ejemplo, una carrera de velocidad), el calentamiento deberá ser más largo e intenso que si la actividad fuese suave (carrera continua). Tampoco precisa el mismo calentamiento jugar a los bolos que practicar judo, aunque ambos debieran incluir un calentamiento de tipo general.
    6º. Temperatura ambiente: cuanto más frío hace, más intenso y prolongado debe ser el calentamiento, porque el cuerpo debe alcanzar una temperatura adecuada para no sufrir lesiones. Cuando hace mucho calor nuestro calentamiento puede ser más suave, ya que el organismo no necesita producir energía para calentar los músculos y las articulaciones.

5.2. Criterios para la elaboración de un calentamiento
    Los siguientes criterios (considerados por algunos autores como principios) son planteados como orientaciones generales a tener en cuenta cuando estemos diseñando un calentamiento, basados en los fundamentos y funciones que se han tratado a lo largo del tema, sin olvidar las diferencias que existen entre los distintos tipos de calentamiento requeridos por la actividad principal para  la que vamos a preparar al organismo. Tendremos en cuenta los siguientes aspectos en la elaboración de un calentamiento:

    1º. El calentamiento debe ser la primera de las tres fases en la que estructura una sesión o entrenamiento (calentamiento-parte principal-vuelta a la calma), aunque no por ello deba tratarse como un apartado que se añade a la clase, sino que debe estar integrado en la misma.
    2º. Deber ser variado. Incluir una amplia variedad de ejercicios  para hacer un calentamiento variado y más entretenido. En la clase de Educación física lo que se busca es crear hábitos y, por tanto, perseguimos que el alumno/a tenga una percepción positiva y amena del ejercicio, por lo que la variación constante de las acciones, la inclusión de formas lúdicas, la propuesta de situaciones reto, son recursos imprescindibles para hacer más atractivos los calentamientos.
    3º. Debe ser progresivo. La intensidad del calentamiento debe ser progresiva, comenzando con ejercicios de baja intensidad, para alcanzar un punto que nos permita iniciar la actividad principal con una adecuada activación y preparación de los sistemas del organismo, pero sin estar fatigados.
    4º. La duración del calentamiento. Es necesario tener en cuenta que la duración del calentamiento en una clase de Educación física no debe exceder de 10-15 minutos. En el caso de un entrenamiento o una competición el calentamiento no excederá de los 30-40 minutos, pero dependerá del tiempo con el que contemos y de la actividad específica que vayamos a realizar. También es importante recordar que tras 5 minutos en reposo después del calentamiento se pierden los efectos conseguidos.

    BURKE ha demostrado que es necesaria una óptima combinación de la intensidad y de la duración del calentamiento para conseguir efectos beneficiosos. Cuando se hace un calentamiento demasiado débil o corto, resulta que la temperatura corporal apenas sube y no da tiempo a que se pongan en acción los sistemas reguladores de las distintas funciones orgánicas.
    Por otro lado, y según nos expone CHANON, un calentamiento demasiado intenso puede dar lugar a:
·         Crear una deuda de oxígeno importante.
·         Deteriorar el potencial nervioso antes de la competición.
·         Crear una fatiga general perjudicial.
·         Perturbar la circulación y modificar el intercambio normal de los tejidos.

5.3. Sistematización del calentamiento
Hace referencia a la ordenación correcta de los ejercicios dentro de un calentamiento.
La mayoría de los autores están de acuerdo con la siguiente ordenación de los ejercicios dentro de un calentamiento:

  • 1ª parte: Ejercicios aeróbicos suaves y de baja intensidad (ejemplo: carrera continua lenta).
  • 2ª parte: Ejercicios de movilidad articular y estiramientos suaves, dirigidos prioritariamente a los músculos que se van a utilizar en la parte central de la sesión.
  • 3ª parte: Ejercicios más intensos relacionados con la actividad posterior.

Para José MOTA, las partes que debe tener un calentamiento son las siguientes:

   1.- Movilización articular (se pueden plantear como de coordinación),siguiendo un orden
         de arriba-abajo o viceversa. Se puede combinar con trote o carrera.
   2.- Activación cardiovascular: siguiendo el criterio de progresión, a continuación incluye
         ejercicios de actividad cardiocirculatoria, que puede ser el clásico trote, juegos de
         persecuciones o esquivas....
   3.- Serían ejercicios de activación muscular, de fuerza-resistencia, juegos de oposición,
         general primero y específico después.
   4.- Estiramientos pasivos.
   5.- Ejercicios propios de la actividad principal a menor intensidad.

Por su parte JARMOLUK (citado por Grosser) hace la siguiente propuesta:
   1.- Actividades cardiovasculares.
   2.- Estiramientos.
   3.- Ejercicios de coordinación (podemos entenderlo como de movilización articular).
   4.- Ejercicios específicos de cada deporte.
   5.- Ejercicios breves e intensos (sprints).
   6.- Momentos de quietud.

Para Eduardo Egidos (1991) la sistematización del calentamiento más difundida es la siguiente:

            1ª FASE: Actividad general de orden funcional. Activa los sistemas de alimentación (pulmonar y cardíaco).
            2ª FASE: Actividad general de orden artromuscular. Ejercicios gimnásticos a manos libres, individuales y por parejas.
            3ª FASE: Ejercicios de estiramiento. Sobre todo aquellos músculos más directamente implicados.
            4ª FASE: Elementos propios de la técnica de competición. No es necesaria previo a un entrenamiento, pero sí previa a una competición.

    Vemos que las diferencias entre todos los autores citados son más de organización y cómo coinciden en algunas partes como: la movilización articular (coordinación), actividades cardiovasculares y estiramientos.

6.      BIBLIOGRAFÍA

-          Álvarez del Villar,C. (1983). “La preparación del fútbol basada en el atletismo”.

      Editorial Gymnos. Madrid.

-          Brugger, L. y Schmid, A. (1992). “1000 ejercicios y juegos de calentamiento”.
Editorial Hispano Europea. Barcelona
-          Morehouse, L. y Miller, A. (1983). “Fisiología del ejercicio”. Edit. El Ateneo. Buenos Aires.
-          Coll, J. y Vinuesa, M. (1987). “Teoría básica del entrenamiento”. Edit. Esteban Sanz. M. Madrid.

7.      CUESTIONARIO
1.       Concepto de calentamiento.
2.       Beneficios del calentamiento sobre el aparato cardiovascular.
3.       Factores a tener en cuenta en el calentamiento.
4.       Criterios de elaboración.
5.       Proponer una sesión de calentamiento para un entrenamiento de baloncesto en adultos explicando las actividades a desarrollar.


No hay comentarios: